Historia

RESEÑA HISTÓRICA

El primer intento de conformar un Colegio de Abogados en La Pampa corresponde al año 1917. El “número y las exigencias propias de la profesión” como consecuencia del “aumento de las causas judiciales y la complejidad administrativa y económica de la región” aparecen como los factores determinantes de la necesidad de “aunar” la competencia profesional.

De la organización en ciernes surge la idea de plasmar la iniciativa en una “carta orgánica” que desarrolle los “propósitos mutualistas de la sociedad curial forense instaurada”. Incluso ya se manifestaban funciones propias de la realización concreta del fin institucional. Lo relativo al funcionamiento de la justicia local, la modernización de la administración territorial y la defensa de los intereses pampeanos representó una preocupación de los profesionales de la época.

Pero no fue sino hasta el año 1962 que a instancia del Gobierno de la Intervención Federal en la provincia, entonces a cargo del Comisionado Federal Don Alfredo Méndez, que se creó formalmente el actual Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa, estructurándose sus fines/medios y funciones.-

Es así que en la tarde del día 15 de septiembre de 1962 se reunieron en el recinto de la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia, en asamblea extraordinaria, treinta y siete (37) conocidos abogados del foro local (entre otros, Mario A. R. Aragón, Enrique Di Liscia, Sadit Peyregne, Víctor L. Menéndez, Domingo S. Gentili, Manuel Florez Alvarez, Cesar A. Rodríguez, Ramón Turnes, Antonio Pérez Antón) con el objeto de crear el Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa (Acta N°1).-

La convocatoria formal la ordenó el Gobierno de la Intervención Federal en la provincia, a través del Decreto Ley n° 3/62 dictado el 08.05.1962, mediante el cual se dispuso la creación de la entidad de los profesionales del derecho.

Se designaron autoridades para el acto asambleario y quedó consagrado allí por votación secreta, el primer Consejo Directivo.

El Acta Nº1 del CAPLP es en verdad un acta periodística, pues los asambleístas recurrieron al detalle de los datos recogidos por el cronista de prensa, para recordar paso a paso lo sucedido en la Asamblea y poder volcarlo al papel.

La primer reunión orgánica del Consejo Directivo, se celebró el 28.09.1962 en su sede provisoria de H. Yrigoyen Nº 215 de Santa Rosa. Y se distribuyeron los cargos: César A. Rodríguez (presidente), Arquímedes Evangelista (vice), Ramón Turnes (secretario), Domingo Gentili (tesorero), Antonio Pérez Antón, Eduardo M. Cobo y Mario A. Aragón (vocales titulares).

La actividad del CAPLP en sus primeros seis meses fue intensa. Incluyó la gestión de la personería jurídica (en mayo de 1963 ya había sido lograda), la fijación y cobro de cuotas de matriculación, la apertura de cuentas bancarias, la confección de un esbozo de Boletín Judicial, el pedido de muebles de oficina en préstamo al STJ y la adquisición de útiles.

Se realizaron saludos protocolares institucionales a la Intervención y al STJ. Se cursaron notas a los Juzgados, al Ministerio Público y a las Revistas Jurídicas La Ley y Jurisprudencia Argentina, comunicando la constitución del CAPLP.

En su gestión corporativa inicial el CAPLP abogó ante la Intervención Federal para que se accediese, dentro de las posibilidades presupuestarias, a un requerimiento de mejora salarial hecho por los empleados judiciales. También se apoyó la postura de utilización del Palacio de calle Quintana y Pellegrini (sede del Gobierno) para el Poder Judicial. Era conocida la disputa que hubo entre la Universidad y la Justicia por el uso de ese edificio.

Con relación al servicio de administración de justicia, el CAPLP requirió al STJ la regularización de Secretarias. También exhibió inquietudes vinculadas a la legislación. Opinó sobre la Ley 14.394 sobre “bien de familia” e invitó en febrero de 1963 a los colegiados a integrar una terna para colaborar con la redacción del Código Procesal Civil y Comercial. La elaboración del Reglamento Interno del Colegio ocupó la agenda de muchas reuniones. En la Asamblea Extraordinaria del día 08.12.1962 dicha pieza fue aprobada con modificaciones y así el CAPLP adoptó como Código de Etica el que regia para la colegiación de Buenos Aires. Quedó reglamentada la inscripción de los profesionales, el régimen de asambleas de la entidad y la obligatoriedad del patrocinio letrado gratuito en favor de quienes obtuviesen declaratoria de pobreza. La generación de recursos fue una preocupación. Primero se solicitó al Ejecutivo un subsidio para gastos de organización que fue observado por Contaduría General. Luego se insistió ante el Ministerio de Economía para que se crease una tasa por foja actuada en los expedientes judiciales, para conformar los recursos ordinarios del Colegio. Se observa que los escritos judiciales tramitados en 1962, llevaban una estampilla fiscal (para Rentas Generales) sobre la que prolijamente los letrados estampaban su firma. La previsión para los abogados y procuradores fue tenida en cuenta y se le encomendó a dos Consejeros la redacción de un anteproyecto de Caja Forense.-

A los diez años de su creación, la matrícula había crecido a 54 abogados; a los 20 años, a 72 abogados; a los 30 años tenia ya 89 abogados, y a Abril de 2008 el Colegio ya cuenta con un total de 838 profesionales con la matricula ACTIVA.

Este notable incremento de la matrícula instó la necesidad de adecuar las instalaciones edilicias a esta nueva realidad. Así, se edificó una nueva sede en General Pico, inaugurada en el año 2001, y también en Santa Rosa se inaugura el día 29 de agosto de 2.003 la nueve sede de la Institución, presidida por el Dr. Roman Molin y como vice Oscar Buteler.

En estos más de cuarenta años nuestro Colegio ha desempeñado un importante papel en lo institucional y social, ejerciendo el control de la matrícula, controlando el correcto ejercicio de la profesión a través de su Tribunal de Etica y Disciplina , y acompañando al colega para que pueda desempeñar libre y sin presiones de ningún tipo su profesión.-